La sala III del Tribunal Supremo estima el recurso de un extranjero que obtuvo su primera autorización de residencia temporal por razones excepcionales de arraigo familiar, posibilidad que se recoge en el Reglamento de la Ley de Extranjería, aunque ello suponga prorrogar dicha situación más de un año, con independencia de que el titular de esa autorización pueda solicitar la autorización de residencia, o de residencia y trabajo, si concurren las circunstancias.

Con este recurso el Supremo da la razón al padre extranjero de un niño español, al que se le denegó la prórroga de la autorización de residencia por razones excepcionales de arraigo familiar.

El Tribunal Supremo aludiendo al artículo 130 del Reglamento de la Ley de Extranjería admite que “es un claro ejemplo de una norma oscura que dificulta una respuesta segura a la hora de su aplicación”, lo que, en palabras del mencionado Tribunal, ha provocado una “disparidad de criterios” en los distintos órganos.

En este preciso caso, señala el Tribunal que “la autorización de residencia temporal por arraigo familiar de un padre o de una madre de un menor de nacionalidad española y siempre que el progenitor solicitante tenga a cargo al menor y conviva con éste o esté al corriente de las obligaciones paternofiliales respecto al mismo, “carece de todo sentido que transcurrido el plazo del año de la autorización, permaneciendo inalterable la situación contemplada al tiempo de la autorización, pueda ser denegada la prórroga”.

La sentencia hace hincapié en que la página web del Ministerio del Interior prevé expresamente la prórroga de la situación de residencia temporal por circunstancias excepcionales al informar que “los titulares de una autorización concedida por el titular de la Secretaría de Estado de Seguridad, o autoridad en quien delegue, podrán prorrogar la autorización siempre que se aprecie por las autoridades competentes que persisten las razones que motivaron su concesión”

Calificando como “norma oscura” el Reglamento de la Ley de Extranjería, reconoce al padre del menor que se le resuelva la solicitud de prórroga y se la conceda, “en caso de persistir, a la fecha en que se formuló la solicitud, las circunstancias concurrentes al tiempo de la autorización de residencia temporal por razón de arraigo familiar”.

Si estás en una circunstancia similar, en proceso de obtención de la residencia y necesitas información al respecto, en Puga & Alarcón podemos ayudarte a resolver cualquier problema relacionado con tu situación irregular.

Tags relacionados

Carmen Bonnín Olivares
Carmen Bonnín Olivares

Departamentos:

Publicaciones relacionadas

Podemos proporcionarte el asesoramiento que necesitas

Solo tienes que exponer tu caso en el siguiente formulario

Por favor, corriga los siguientes errores en el formulario:

  • [[error]]